Las rebajas ya han empezado, es época de aprovechar para encontrar oportunidades únicas y poder comprar con descuentos  aquello que tanto deseábamos.

Es el momento en que el marketing de las marcas apuesta por rebajar los precios de sus productos, conquista nuestro cerebro y toma el control.

Las rebajas fueron creadas para no cerrar la temporada, sobretodo en la industria de la moda. Aunque suene muy bien ese titular, lanzar productos con rebaja tiene como consecuencia que el margen de beneficio es inferior, pero permite a las marcas deshacerse de ropa que al cabo de un o dos meses ya sería de la temporada pasada y costaría mucho más de vender.

Los más perjudicados de la reducción de este margen de beneficio son los pequeños comercios. “El adelanto de los descuentos por parte de muchas firmas comerciales ha arrastrado a pequeños y medianos comercios a hacer lo mismo, como una forma de dar salida al amplio excedente de artículos”, lamenta la Confederación Española de Comercio (CEC).

Algunas técnicas de las marcas para destacar sus rebajas y así distinguirse del resto son:

  • Con la compra de un producto te llevas un regalo.
  • Carteles rojos para destacar precios y oportunidades únicas.
  • Cambio de envase.
  • Uso de música concreta para estimular las ventas.
  • Que el precio siempre termine con 95 o 99 céntimos, por ejemplo: 5,99 euros en vez de 6 euros.
  • Recuerdan al consumidor que el producto estará poco tiempo a ese precio rebajado.

Las rebajas claramente tienen un efecto en la economía aunque se den en entornos de crisis, ya que suelen influir en el comportamiento de los consumidores, impulsando así sus decisiones de compra.

La importancia de estos acontecimientos viene dada por la magnitud del volumen de dinero que se mueve en esta etapa, donde la demanda se ve estimulada claramente por un aluvión de comunicaciones para dar a conocer el periodo de las rebajas y, con ello, beneficiar una actitud de deseo hacia bienes y servicios en condiciones especiales.

Pero, las rebajas no solo se disfrutan y se viven a pie de calle, sino que casi todas las empresas también trabajan su web y e-commerce para poder ofrecer las mismas rebajas en tiendas físicas y online.

Para dar visibilidad a las tiendas online las empresas suelen:

  • Hacer mailings a sus bases de datos informándoles de la oportunidad.
  • Anunciar todo en sus redes sociales para llegar a una mayor audiencia.
  • Realizar campañas de adwords, para destacar entre los competidores.
  • Adaptar la home de la web con unas imágenes y tipografías atractivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 3 =