05 Marzo - 2018

Lo que no hay que hacer

Vivimos en un mundo en el que todo tiene que ser inmediato. La publicidad no para de cambiar, crecer y evolucionar, pero no todo vale para llegar al público objetivo. Con tantos cambios es muy importante que  no perdamos de vista las reglas esenciales de la publicidad: no engañes, no mientras, se honesto, no prometas aquello imposible ¡y vigila porfavor!

Algunos ejemplos que no deberíamos seguir para hacer una buena publicidad son:

1.    2.  

3.     4.   

 
  1. 1. Aquí vemos un claro ejemplo de algo que es imposible que llegue a pasar. ¿En qué momento pensaron que esta publicidad sería eficaz?
  2. 2. No vemos muy claro la relación o al menos intentamos no verla...
  3. 3. Si estás vendiendo la calidad de una televisión 4K, no pongas la imagen de la pantalla de televisión pixelada, ¡hombre!
  4. 4. Esto es un claro ejemplo de la importancia que tiene el lugar donde sea anuncia una empresa, producto, marca… ¿Algo falla verdad? Esperemos que no sea tu corazón en el Westwood Medical.
Ya habéis visto lo que no hay que hacer, así que de vosotros depende que vuestros anuncios tengan un menor o un mayor éxito.

 

Deja un comentario

El MWC del 5G y la Inteligencia Artificial

Fotografías profesionales para Instagram